Audiencia deportada y en declive trae recortes en Telemundo, Univisión

Univisión y Telemundo, las cadenas televisivas de habla hispana con mayor audiencia en Estados Unidos, siguen pagando el precio por insistir en promover políticas de inmigración irrestricta, y el consecuente declive en su teleaudiencia ha llevado a despidos y más.

Así observó el columnista de El Nuevo Herald, Daniel Shoer-Roth, respecto a la más reciente ola de despidos:

Lágrimas, miedos, frustraciones, intrigas y dolorosas despedidas. Son ingredientes de cualquier buena telenovela. Pero el viernes los sentimientos salieron del mundo de la ficción e inundaron a sus creadores, los empleados de las principales cadenas de televisión en español en Estados Unidos.

Son pocos los que no temen por el futuro de sus puestos de trabajo. Reina la incertidumbre pues la industria se tambalea frágil, en momentos en que los jóvenes hispanos bilingües se inclinan hacia la televisión en inglés a la carta, y la hostilidad del presidente Donald Trump a los inmigrantes frena la llegada de nuevas audiencias.

La crisis se ceba incluso con la cúpula directiva. De hecho, esta semana anunció su retiro el director general del gigante de la televisión en español, Univision Communications. Se trata de Randy Falco, quien renunció sorpresivamente apenas cuatro meses después de que la empresa renovara su contrato.

Los de abajo también sufren. En Telemundo Studios, en Miami, la jornada de trabajo “parecía un velorio”, dijo uno de más de un centenar de empleados despedidos del área técnica de producción, edición y dirección.

El retiro de Falco sigue a la renuncia del jefe financiero (CFO) Frank López-Balboa, quien se va tras no poder concretar la tan esperada oferta pública (IPO) de Univisión. El futuro de la cadena dependía de esta oferta pública hasta que el gobierno saliente del presidente Barack Obama otorgó un cambio de reglamento de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) que permite al gigante mediático mexicano Televisa adquirir mayor participación en la telecadena.

La situación de Telemundo era más estable como subsidiaria de Comcast, pero sigue expuesta a pérdidas e incertidumbre ya que tiene que compartir una teleaudiencia en declive con Univisión.

Es el Los Angeles Times quien da en el clavo al explicar las verdaderas razones por las cuales las telecadenas hispanas en Estados Unidos tienen cada vez menor teleaudiencia:

Complicando el cuadro para los dueños de Univision están los cambios demográficos y la postura inmigratoria del presidente Donald Trump. El presidente ha sido hostil para con los inmigrantes, incluyendo a aquellos que provienen de México los cuales, por mucho tiempo, han formado gran parte de la teleaudiencia de Univisión. Tanto las redadas migratorias del gobierno de Trump como la promesa de un muevo muro han desalentado la llegada de nuevos inmigrantes.

La inmigración, por mucho, ha impulsado a la audiencia de las cadenas de televisión y estaciones de radio de Univisión. Pero el crecimiento en la población latina proviene cada vez más de personas nacidas en los Estados Unidos quienes dominan el inglés y ven las cadenas principales de televisión- no tan oolo los medios de habla hispana.

Hace tiempo que llevamos señalando que la preservación de un sistema migratorio quebrantado con una frontera porosa es crucial a la sobrevivencia de estos medios. De hecho, aquí vemos al presentador estrella del Noticiero Univisión, Jorge Ramos, planteando eso mismo hace casi tres años:

Creo que el futuro de los medios hispanoparlantes está asegurado por décadas por una sencilla razón: a pesar de que la mayoría del crecimiento dentro de la comunidad hispana proviene de personas que nacen aquí, aún tenemos uno a dos millones de inmigrantes que llegan -legal o ilegalmente- cada año. La mayoría de ellos habla español. Por lo tanto, tenemos un mercado que está creciendo y creciendo. 

La incertidumbre sobre lo que podría pasar con la inmigración ha causado revuelo en este mercado mediático- pero los medios se rehusan a reconocerlo o a hacer ajustes para servir mejor a su público existente. Dicha crisis financiera revela lo que MRC Latino ha postulado desde sus inicios- que mientras las cadenas hispanas (Telemundo en menor grado que Univisión) persistan en operar con un modelo empresarial de sesgo a favor de la inmigración irrestricta y otras políticas de izquierda a cualquier costo, seguirán fracasando.

De salida, y ya que estamos hablando de Univisión: ¿En qué momento será que se responsabilice por el fracaso de Univisión al jefe de contenido Isaac Lee- arquitecto en jefe del declive del medio y principal responsable de los noticieros, telenovelas y otros programas que cada vez menos personas quieren ver?

MRC Latino 2018 Congressional 2020 Presidential 2016 Presidential Immigration Corporate Liberalism Telemundo Univision Journalistic Issues Government & Press Jorge Ramos

Sponsored Links