Jorge Ramos tilda de "algo maravilloso" los escraches de turbas contra conservadores

El veterano presentador del Noticiero Univisión Jorge Ramos siempre habla con mayor candidez, no cuando comparece ante CNN o Fox News o siquiera CNN, sino cuando se dirige al público fuera de los Estados Unidos.

En entrevista con El Intermedio, de España, Ramos cubrió una amplia gama de temas: desde el racismo hasta las elecciones legislativas en los Estados Unidos y las caravanas migrantes oriundas de Centroamérica, así como el movimiento de “La Resistencia” en todas sus manifestaciones. Varios segmentos de la entrevista nos llamaron la atención, pero entre los más sobresalientes, se destaca cuando Ramos habló con admiración de las turbas que se organizan para hostigar a los conservadores.

JORGE RAMOS, PRESENTADOR, AL PUNTO: Hay toda una corriente en los Estados Unidos que ha surgido como oposición a Donald Trump pero que están haciendo cosas maravillosas. Están los Dreamers, que son estos chicos que llegaron indocumentados aquí, que se han organizado de formas maravillosas, que se meten a las oficinas de los senadores y los congresistas. No los dejan comer en los restaurantes y a donde van, los molestan.

Como verán al leer la transcripción plena al fondo, el amor que Ramos profesa para con las turbas que zarandean a conservadores vino en respuesta a la pregunta sobre si había buenas noticias que reportar para latinos en la era de Trump. Para Ramos, las turbas eran parte de las “cosas maravillosas” que han surgido en oposición a Trump.

En otras palabras la figura de mayor prominencia en los medios hispanos de noticias en los Estados Unidos considera “maravilloso” el hostigamiento de individuos hasta el punto en donde no pueden cenar en paz o ejercer sus deberes oficiales. Esto también explica, en parte, la pauta y prominencia que Ramos le dio a la activista liberal que confrontó al senador saliente Jeff Flake en un ascensor. Si Ramos lo considera “maravilloso”, va a recibir primera plana tanto en Univisión como en su programa semanal de Facebook Watch.

Ramos claramente endosa el hostigamiento en los restaurantes, como el escrache llevado a cabo en septiembre por “Smash Racism”, el grupo de los Socialistas Democráticosas en un restaurante cercano a la Casa Blanca. Resulta curioso, no obstante, que Ramos denunció un ataque de la misma turba a la residencia privada del presentador de Fox News Tucker Carlson.

Es bueno saber que en algo Ramos dice "hasta aquí", aunque uno se pregunta si esta denuncia repentina del escrache contra la casa de Carlson es legítima o si se da como cuestión de conveniencia.

Quizás Ramos y Carlson pueden explorar este último punto juntos la próxima vez que Ramos comparezca al programa de Carlson para hablar de las caravanas o de algún otro tema relacionado a la inmigración.

A continuación la transcripción completa de la entrevista de Ramos con El Intermedio.

GUILLERMO FESSER, CORRESPONSAL DE LOS ESTADOS UNIDOS, EL INTERMEDIO: Hola, humanos. Univisión Noticias, Jorge Ramos, Jorge Ramos, Univisión Noticias que tanto monta monta tanto- la voz en español que informa en los Estados Unidos.

JORGE RAMOS, PRESENTADOR, UNIVISIÓN: Un placer estar aquí contigo.

FESSER: Han pasado dos años.

RAMOS: Sí.

FESSER: ¿Donde estábamos hace dos años, los que hablamos español, los latinos, los hispanos, como nos quieran llamar, y dónde estamos ahora? ¿Qué ha pasado con la trituradora Trump, es decir, qué dañó? ¿Qué ha ocurrido aquí?

RAMOS: Ha sido, ha sido, desde el punto de vista de las minorías y de los latinos, un viaje terrible. La economía va muy bien. O sea, los niveles de desempleo en los Estados Unidos de todos los grupos incluyendo los latinos son los más bajos en años. En algunos casos, los más bajos de la historia. Esto es lo positivo. Lo negativo es que por todos lados nos están golpeando. O sea, Donald Trump nos llama criminales y violadores, a todos. Hay nuevas leyes para tratar de deportar cada vez a más personas. Todo el que viene de afuera corre el peligro de, a pesar de solicitar asilo político de, de ser rechazado. Hay constantes ataques en las redes sociales, y en persona, a miembros de minorías hasta, hasta un grado tal en que uno se siente que este no es tu país. Hay el peligro para muchas familias que son familias mixtas, es decir, de personas que son ciudadanas y que son indocumentadas, de no saber si los papás van a poder llegar a la casa porque pueden ser deportados. Hay un clima antiinmigrante como yo nunca lo había visto en los pasados 35 años desde que estoy aquí.

FESSER: ¿Cómo ves tú la marcha ésta de terribles criminales que vienen desde Honduras y de Guatemala? Criminales terribles con, que son madres con bebés y tal porque el

RAMOS: Acabó, acabo de venir de ahí. Y, ¿qué son? Son en su mayoría centroamericanos, sobre todo de Honduras. Cerca de 7,000 que salieron originalmente, aproximadamente 2,500 niños que según la UNICEF, lo único que están solicitando es refugio político. Quieren ser asilados políticos en los Estados Unidos. La ley internacional y la de los Estados Unidos lo permite pero Donald Trump los está presentando como criminales, llenos de enfermedades, como una amenaza para la seguridad nacional. En la frontera entre México y los Estados Unidos hay una presencia militar mucho más numerosa que la presencia de los Estados Unidos en Irak o en Siria. Entonces, esta es la amenaza que le está vendiendo, exactamente, Donald Trump a los estadounidenses. Está diciendo, “nos están invadiendo.” En un país donde, de 320 millones de habitantes, 5,000 o 4,000 ó 7,000

FESSER: La inmigración no es un problema en Estados Unidos actualmente , ¿no?

RAMOS: No es

FESSER: La economía que hay, y sabiendo que si tu vas a un restaurante el que está sirviendote la sopa es mexicano, si vas a un campo el que está recogiendo las remolachas es mexicano, si vas a un jardín el que está cortando la yerba es mexicano. Si quitamos a los mexicanos de este país, es como cuando los españoles expulsamos a los, primero a los judíos, y luego a los árabes, y nos quedamos en los campos relevantes sin nadie que recogiera nada.           

RAMOS: Es un problema. Hay una revolución demográfica en los Estados Unidos, y los latinos ahora somos 60 millones, cuando yo llegué a este país en el ‘83 éramos 15 millones, y dentro de 30 años seremos más de 100 millones. Uno de cada tres en los Estados Unidos va a ser hispano. Va a ser como nosotros. Muy bien. El problema es que no hemos acabado de pasar de los grandes números al poder. No tenemos poder político. Somos cerca del 20% de la población, pero hay solo cuatro senadores. Cuatro de 100. Y 29% de los latinos votaron por Donald Trump. Eso es inexplicable para muchos. Hay

FESSER: Y, ¿cuál es la explicación, para pocos?

RAMOS: La explicación es que hay gente que se siente totalmente identificada con este país, que cree las mismas cosas que Donald Trump. Si tu votas por alguien, te pareces en parte a eso. Y luego también que, entre los latinos, hay valores muy conservadores que son compartidos con el Partido Republicano, el partido del presidente Trump. La cuestión religiosa, la importancia de la familia, el tema del aborto. Eso explica en parte por qué uno de cada tres hispanos vota por Trump y es tan conservador.

FESSER: Lo último de Donald Trump es que la gente que nace en Estados Unidos, automáticamente, por la Constitución, se convierten en ciudadanos de Estados Unidos. Pero Donald Trump dice ahora, quizá también para evitar los latinos que según él vienen aquí a parir, porque se ve que todo el mundo está interesados en ser americano de mayor, nadie quiere vivir en su casa, vienen voluntariamente, ahora también quiere quitar el derecho a que un ser humano que nazca aquí pueda ser considerado y tener todos los derechos.

RAMOS: Donald Trump es un presidente antiinmigrante, en contra no nada más de los que son distintos a él y los que suenan distintos a él, sino de los que vienen de afuera. Y está reflejando la terrible ansiedad de los blancos de este país, que en el 2044, todos en este país vamos a ser minorías: los blancos, los latinos, los asiáticos, los afroamericanos, todos. Y ese es el gran temor que está representando Donald Trump. Es decir, Trump le está diciendo a los blancos, “somos cada vez menos, pero no se preocupen que yo me voy a encargar de que los blancos sigan siendo mayoría en este país.”

FESSER: Volvemos a la inmigración. Has venido de ver la caravana está de tanto humano desesperado…

Ramos: Sí.

FESSER: Porque al final estamos en la época de la desesperación. Tú, ¿qué crees que va a pasar? El ejército, ¿qué va a hacer? O sea que, ¿tú cómo ves, cómo te imaginas tú en, en la mesa de noticias de Univisión. Qué vas a contar? ¿Qué está pasando, eh?

RAMOS: Fíjate que, al final, si tengo que apostar por la idea de Trump o por la idea de los inmigrantes, siempre ganan los inmigrantes. Trump va a volver a perder. Porque lo que van a hacer estos 7,000, que viene una segunda y una tercer caravana y habrá una cuarta y quinta y diez caravanas más. Lo que pasa es que llegan a la frontera y hay, el miedo y el hambre es mucho mayor que Donald Trump. Y entonces, van a llegar a la frontera, se la han jugado todo. O sea, se lo han jugado todo porque lo han perdido todo. Y entonces, sencillamente, no regresan. Se quedan en la frontera con México, van pasando poco a poco, en goteo. Uno a otro piden asilo político y luego se quedan aquí. Yo creo que yo haría lo mismo. O sea, si yo viviera en Tegucigalpa, o San Pedro Sula, y mi hijo adolescente pudiera ser reclutado por las pandillas, por las maras, o mi hija podría ser violada si no acepta las condiciones de, de la pandilla, entonces, ¿qué haría yo? Yo creo que yo me iría.

FESSER: Elecciones.

RAMOS: Sí.

FESSER: Estados Unidos, dos años de Trump. Hemos hablado del agobio, del desastre, la trituradora esta que está demoliendo tantas cosas. Pero hay algo positivo que podamos, ¿hay alguna cosa buena que digamos, “hombre, como reacción resulta que hay una señora molesta en Wyoming que” ¿Hay algo? ¿Hay algo?

RAMOS: Hay, hay cosas maravillosas. Hay una, hay toda una corriente en los Estados Unidos que ha surgido como oposición a Donald Trump pero que están haciendo cosas maravillosas. Están los Dreamers, que son estos chicos que llegaron indocumentados aquí, que se han organizado de formas maravillosas, que se meten a las oficinas de los senadores y los congresistas. No los dejan comer en los restaurantes y a donde van, los molestan.

FESSER: Hacen los escraches famosos.

RAMOS: Hasta que cambien las leyes de inmigración. Vivimos aquí a 40 minutos de la escuela de Parkland, en la Florida, donde hace unos meses asesinaron a 17 estudiantes y profesores. Estos jovencitos

FESSER: Qué impresionante

RAMOS: de escuela preparatoria están cambiando las leyes en los Estados Unidos para el uso de armas. Hay un movimiento “Me Too” muy fuerte, de mujeres, sobre todo jóvenes, que está cambiando el balance de poder que hay dentro de todas las compañías y dentro del gobierno, así que veo cosas muy positivas aquí. Yo sigo siendo un tipo muy optimista con mucha esperanza.     

FESSER: Pues con eso nos despedimos. Hay elecciones. Salga quien salga, hay esperanza en los humanos. Nos vamos. Muchísimas gracias, Jorge Ramos.

RAMOS: Humanos, ¿así los saludas?

FESSER: Sí. Adiós.

RAMOS: Hasta luego, gracias.    

 

 

MRC Latino 2018 Congressional Univision Journalistic Issues Government & Press Jorge Ramos Tucker Carlson Ted Cruz
Jorge Bonilla's picture


Ken Oliver's picture


Sponsored Links