Informe de Univisión revela el desafío de muchos solicitantes de asilo

Una noticia de Univisión sobre la reunificación de una madre guatemalteca con su hijo de siete años tras ambos entrar ilegalmente a los Estados Unidos el mes pasado, quizás inadvertidamente dejó entrever la actitud desafiante hacia las leyes de inmigración estadounidenses asumida por muchos de los miles de inmigrantes que han entrado al país en los últimos meses en busca de ´asilo´.

En declaraciones hechas a reporteros después de reunirse con su hijo tras cinco semanas de separación, Mariana de Jesús Mejía Mejía, quien hace su reclamo de asilo mediante la condición de violencia doméstica perpetrada por su esposo, categoría que ya no es válida, dio voz a la actitud reinante de "no me arrepiento" y del desafío.

PABLO GATO, CORRESPONSAL, UNIVISIÓN: Tras todo lo que ha pasado, ¿se arrepintió de haber hecho el viaje a Estados Unidos? La respuesta fue tan clara como contundente.

BEATA MARIANA DE JESÚS: No me arrepiento. Con orgullo estoy aquí en este país.

PABLO GATO: Y con orgullo se va a quedar. Se va a vivir a Austin, en Texas donde en agosto tendrá su audiencia frente al tribunal de inmigración para defender su caso de asilo.

La afirmación del corresponsal de Univisión Pablo Gato de que "con orgullo" ella permanecerá en los Estados Unidos tampoco tiene fundamento, ya que es muy probable que Beata se enfrente con la realidad de que las normas liberales para la concesión de asilo ampliamente expandidas durante el gobierno de Obama han quedado atrás bajo la dirección del procurador general de Estados Unidos Jeff Sessions.

En una noticia relacionada, Libre by Nexus, la compañía que posteó la fianza para liberar a Beata, está bajo investigación por los fiscales generales de los estados de Virginia, Nueva York y Washington tras recibir denuncias de fraude sobre algunas de las prácticas de la empresa. Sin embargo, los medios liberales como Univisión siguen sin informar el modus operandi nebuloso de tales entidades que se benefician de la inmigración ilegal.

A continuación, la transcripción completa del informe mencionado, tal como se transmitió el pasado 22 de junio de 2018 en el Noticiero Univisión:

JORGE RAMOS, PRESENTADOR, NOTICIAS UNIVISIÓN: La gran mayoría de los 2,300 niños separados de sus padres siguen sin verlos, pero comenzamos el noticiero con el feliz reencuentro de una madre con su pequeño hijo que fueron separados hace un mes tras llegar juntos por la frontera. Luego de la entrega formal del menor, madre e hijo se abrazaron. Pablo Gato nos cuenta cómo se llegó a ese abrazo.

BEATA MARIANA DE JESUS, MADRE: (Lloriqueando)

PABLO GATO, CORRESPONSAL, NOTICIAS UNIVISIÓN: Nos separaron, llora desgarradoramente esta madre guatemalteca al abrazar por primera vez a su hijo en más de un mes y medio. Ambos son la dolorosa cara del tema de la separación familiar. Después, ya en los pasillos del aeropuerto de Baltimore en Maryland, la madre caminó sonriente con su hijo que venía de la ciudad de Phoenix, Arizona donde el gobierno lo tenía en custodia.

BEATA MARIANA DE JESUS: Muy feliz de haber encontrado a mi hijo, muy feliz y agradecida, con Dios primeramente.

PABLO GATO: Pero esa montaña rusa de emociones unió felicidad con tristeza cuando pudo ver y tocar de nuevo a su hijo.

BEATA MARIANA DE JESÚS: Me dio tristeza, me dio un gran llanto, que me puse a llorar cuando lo vi porque es el único hijo que tengo. Le doy gracias a Dios porque lo tengo aquí conmigo. Aunque él está triste, pero nadie nos va separar nuevamente.

PABLO GATO: El rostro del niño mostraba alegría, pero también pintaba el retrato de un pequeño de apenas siete años que ha vivido un intenso shock emocional y aún está procesando todos esos sentimientos. ¿Qué fue lo primero que Darwin le dijo su madre?

DARWIN: Que la quiero.

PABLO GATO: La madre también mandó un mensaje a todas las otras madres que ahora están pasando por lo mismo que ella tuvo que sufrir.

BEATA MARIANA DE JESUS: Que ellas pueden pelear lo mismo que yo. Tienen que luchar para salir de ahí. Pelear por sus hijos. Uno tiene que ganar la batalla.

PABLO GATO, CORRESPONSAL, UNIVISION: Y tras todo lo que ha pasado, ¿se arrepintió de haber hecho el viaje a Estados Unidos? La respuesta fue tan clara como contundente.

BEATA MARIANA DE JESÚS: No me arrepiento. Con orgullo estoy aquí en este país.

PABLO GATO: Y con orgullo se va a quedar. Se va a vivir a Austin, en Texas donde en agosto tendrá su audiencia frente al tribunal de inmigración para defender su caso de asilo. Este caso de separación familiar ha estremecido a muchísimas personas. Pero estremece aún más el pensar que es solo un caso entre miles más. En el aeropuerto de Baltimore, Maryland, Pablo Gato, Univisión.


Please support MRC Latino today! (a 501c3 non-profit production of the Media Research Center)

DONATE
MRC Latino Immigration Univision