Univisión cabildea para la comunidad LGBT en asunto de terapias reparativas

En su ensayo “Políticas y el lenguaje inglés”, George Orwell escribió, “La escritura sobre política es mala escritura” porque “el gran enemigo de un lenguaje diáfano es la falta de sinceridad”.

Orwell probablemente tendría mucho que decir acerca de la reciente cobertura en los medios sobre un exitoso esfuerzo de activistas LGBT para prohibir el ofrecimiento de las terapias reparativas (conversion therapy) a los menores de edad - la controvertida práctica que busca cambiar la orientación sexual o identidad de género de una persona- en el condado de Broward, en la Florida.

En un reporte de WLRN, en Miami, se destacan los estilos trillados y vagos que preocuparon a Orwell. WLRN cita al activista LGBT Tony Lima quien dice, “Como condado, necesitamos poder enviar un mensaje contundente de que somos inclusivos, que somos amorosos, que somos protectores del auténtico ser”.

Esta declaración regurgita el lenguaje confuso utilizado por grupos nacionales de derechos gay en cada ciudad, condado y estado donde han luchado contra las "terapias reparativas". A las personas que intenten cambiar la orientación sexual de los menores, incluso si los padres del menor o el menor solicitan dicha ayuda, se les impondrán multas de entre $250 y $500.

El Departamento de Justicia de los EE.UU. reporta que el 17% de los varones sufren de abuso sexual cuando son menores, la mayoría por otros hombres. Nadie reclama que el 17% de todos los hombres son gay, así que millones de varones tendrán un pasado homosexual pero no necesariamente un futuro homosexual. Uno debe preguntarse si las políticas “auténticas” o “amorosas” deben silenciar la discusión de dichos hombres sobre sentimientos conflictivos y coraje sobre lo ocurrido. Muchos, incluyendo a terapistas y ex homosexuales que he entrevistado (vea aquí, aquí, aquí, y aquí) entienden que hay un mensaje válido para ofrecer a tales individuos: el abuso perpetrado no les definirá por siempre.

En la introducción de su informe sobre el tema, Univisión reconoce la controversia, pero posteriormente solo incluye la posición del cabildeo LGTB sobre el tema. 

ILIA CALDERÓN, PRESENTADORA, UNIVISIÓN: Algunos terapeutas consideran que el método puede hacer que una persona homosexual cambie su orientación sexual pero otros expertos afirman que esta terapia es dañina y que no da resultados. Desde Miami, Danay Rivero nos dice por qué el condado de Broward prohibiría el controvertido tratamiento sicológico y hasta impondría multas a los que intenten realizarlo.

La representación de Calderón sobre el tema comienza por aceptar implícitamente la frecuente afirmación de que la homosexualidad es una "orientación" - una parte de la identidad de una persona como raza, sexo o religión. Los expertos aún no tienen ninguna evidencia científica o cultural histórica sólida al respecto y los testimonios directos varían. Algunas personas nunca han cambiado sus patrones sexuales, mientras que otros que se dedicaban a actividades homosexuales pasaron a vivir una vida heterosexual normal (yo me encuentro entre estos últimos.) Ni Calderón ni la corresponsal de Univisión, Danay Rivero, reconocen en sus informes el hecho de que muchos de los que buscan la "terapia reparativa" sufrieron trauma o desean superar pensamientos obsesivos y comportamientos compulsivos que de por sí son perjudiciales.

Rivero, de Univisión, entrevista a la doctora Lisset Ivery, quien entiende que la terapia reparativa es “muy dañina” ya que “desde pequeño, de niño ya empieza a formar su identidad de género y tú lo tratas así, y si está teniendo algún trastorno psicológico, entonces lo que haces es tú identificas la enfermedad que está teniendo”.

Rivero también cuestionó a Arianna Linto, una "activista Trans Latina" quien es anti conversión pro-gay y que durante su entrevista mencionó que casi el 41% de los suicidios en la comunidad LGBT se realiza por personas que tienen problemas mentales.

Las declaraciones de Ivery y Linto son cuestionables. Aun si las aceptamos, la prohibición en Broward tiene poco sentido. Un porcentaje tan alto de problemas mentales entre los estilos de vida LGBT, parece más comorbilidad que otra cosa. Tal parece que las nuevas políticas de acción deben enfocarse en cambiar lo que causa que esta red de individuos sufra tanta disfunción e infelicidad.

Curiosamente, el informe de Univisión se centra en el caso de un autodenominado esquizofrénico trans, Kathy Morón, quien dice que ha intentado suicidarse en dos ocasiones. No está claro por qué el condado de Broward en efecto quiera que Morón viva entre personas cuyas tasas de suicidio y salud mental son tan peligrosas.

¿Qué omite el reporte de Univisión? Perspectivas de expertos como David Pickup, un reconocido terapista en Dallas y codemandante en el caso federal Vazzo v. the City of Tampa, quien está demandando sobre una prohibición similar. En una entrevista con MRC Latino, Pickup dijo que los americanos no pueden promover inclusión, protección, autenticidad o amor, al prohibir y penalizar a personas que ayuden a sus clientes a lidiar con sentimientos homosexuales indeseados. En su lugar, Pickup percibe tales leyes como violaciones al libre trato, derechos de padres, derechos de pacientes y derechos de culto.

 Pickup se describe como un verdadero terapista reparativo, a diferencia de lo que comúnmente vituperan los medios noticiosos. “No hago nada de esas cosas que dicen sobre la terapia reparativa – nada de humillación, electroshock o imposición a la fuerza.” Él evalúa el sistema de convicciones del individuo. Si la persona firmemente cree que nació gay y que ello es parte de su identidad, entonces Pickup no perseguirá la terapia reparativa, aunque sabe que no existe un gen gay. Él hace su trabajo “solo si esa persona entiende que sus sentimientos homosexuales se manifiestan no por un gen, sino por abuso emocional o sexual”.

Además de omitir los puntos de vista de terapeutas como Pickup que se oponen a la nueva ordenanza en el condado, Univisión también ignora investigaciones revisadas por pares que también contradicen la afirmación de que las personas nacen gay y nunca cambian.

La cobertura también ignora el riesgo especial para su público objetivo: los Latinos tienen más probabilidades que los blancos no latinos de no contar con un padre, estar encarcelados, o bajo la custodia de Servicios Sociales. Estas son situaciones que tienden a coincidir con menos supervisión constante y la posible mala conducta de un individuo en alto riesgo que puede accederle cuando esté solo (por ejemplo, el novio de la madre).

En otras palabras, es más probable que se encuentren en situaciones donde podrían experimentar el abuso de personas del mismo sexo y necesitarían un terapeuta como David Pickup para ayudarle a evitar comportamientos habituales que conducen a que los abusadores les obliguen a llevar un estilo de vida homosexual que ni desean ni deben querer para ellos mismos.

A continuación, la transcripción complete del reportaje arriba mencionado y que se transmitió el 4 de enero de 2018, durante la edición nocturna de Noticiero Univisión.

ILIA CALDERÓN, PRESENTADORA, UNIVISION: Un condado del sur de la Florida estaría considerando prohibir las terapias de conversión gay. Algunos terapeutas consideran que el método puede hacer que una persona homosexual cambie su orientación sexual pero otros expertos afirman que esta terapia es dañina y que no da resultados.

Desde Miami, Danay Rivero nos dice por qué el condado de Broward prohibiría el controvertido tratamiento sicológico y hasta impondría multas a los que intenten realizarlo.

DANAY RIVERO, CORRESPONSAL, UNIVISION: Tras una lucha incansable, por fin la corte suprema reconoció el matrimonio entre personas del mismo sexo en Estados Unidos en 2015, un momento que muchos esperaron por años. Pero aún continúan ciertos retos para la comunidad LGBT, uno de ellos, las terapias de conversión. Kathy Morón las vivió en carne propia.

KATHY MORÓN: Yo sufrí bastante porque en algunos lugares no te tratan como deberían de tratarme y mientras yo siempre he tratado de cambiar de lugar para sentirme mejor.

DANAY RIVERO, CORRESPONSAL, UNIVISION: Morón cuenta que ya desde una muy temprana edad se identificada con el género femenino y no masculino, como nació. Desde entonces recibió infinidad de terapias las que trataron de cambiarle su manera de percibir su sexualidad, es vez de ayudarla. Una práctica controversial que ahora se está tratando de prohibir en el condado Broward en la Florida. Algunos expertos en el tema aseguran que este tipo de terapia puede resultar muy peligroso.

DRA. LISSET IVERY, SALUD MENTAL: En eso piensan, porque la persona, desde pequeño, de niño ya empieza a formar su identidad de género y lo tú lo tratas así, y si está teniendo algún trastorno psicológico, entonces lo que haces es tú identificas la enfermedad que está teniendo.

DANAY RIVERO, CORRESPONSAL, UNIVISION: Nueve estados en el país han adoptado leyes que prohíben la terapia de conversión para menores de edad. Estos nos aseguran que proveerle a una persona la terapia inapropiada puede llevarla a la depresión y hasta atentar contra su vida.

ARIANNA LINT, CEO, ACTIVISTA DE TRANSLATINA: La comunidad LGBT, más de 41%, casi la mitad de los suicidios LGBT son por personas que tienen problemas mentales.

DANAY RIVERO, CORRESPONSAL, UNIVISION: Han pasado más de tres décadas y Kathy Morón aun siente las secuelas de las terapias de conversión, por lo que espera que este martes suelten la práctica en su condado.

KATHY MORÓN: Desenfocar que he tenido dos intentos de suicidio, y estoy intentando en salir adelante y todo eso.

DANAY RIVERO, CORRESPONSAL, UNIVISION: En caso de que se logre impedir la terapia de conversión, si un profesional la realizó lo multarán con $250.

NB Daily MRC Latino Homosexuality Transgender Univision Ilia Calderon

Sponsored Links