En cobertura de varios medios hispanos sobre tuits: el problema es Trump, no los radicales islámicos violentos

Imagínese cómo fue presenciar un intenso bombardeo aéreo durante la era de la Segunda Guerra Mundial. Se trata de una metáfora apropiada para ilustrar el trato al que varias de las cadenas noticiosas hispanoparlantes de la nación someten a sus televidentes mediante su cobertura de prácticamente cualquier cosa relacionada al presidente Trump: una historia sesgada tras otra, destinada a estallar con toda su fuerza mediante contenido que carece certeza, imparcialidad y muchas veces, hasta sentido común. ¿Verdaderamente piensan que las audiencias son tan incautas o que todos comparten la misma agenda de odio de los liberales?

La cadena de retuiteos compartida recientemente por el presidente Trump para llamar la atención al problema de la violencia perpetuada por islámicos radicales y su compromiso con proteger a los ciudadanos estadounidenses (vea su tuit del 29 de noviembre a la primera ministra @Theresa May: "no se enfoque en mí, enfóquese en el destructivo terrorismo islámico radical que se está perpetrando en el Reino Unido. ¡Nosotros estamos de lo más bien!, fue tergiversada al extremo, tal y como era de esperar.

¿No nos cree? Tan solo dele un vistazo al inicio del noticiero nacional de Estrella TV del 29 de noviembre: 

https://www.mrctv.org/node/525664

“VOICE-OVER” LOCUTOR, NOTICIERO ESTRELLA: ¡Y ahora, en vivo para todos los Estados Unidos! Donald Trump sigue demostrando ser un presidente racista. Su odio hacia los musulmanes no tiene comparación. 

PRESIDENTE TRUMP: Eso es quienes somos (“That is who we are”)

Lo que no tiene comparación es el prejuicio, la vileza y difamación de Estrella. Sin duda alguna que colmaron la copa. 

Con menos fanfarria – pero desplegando un marcado matiz de parcialidad – la versión de Univisión sobre el tema comenzó con el conductor Jorge Ramos cuestionando si los perpetradores de la violencia en los videos que el presidente retuitió eran o no musulmanes. 

Univisión también recurrió al principal apologista del islam en los medios de habla hispana en los Estados Unidos, Wilfredo Amr Ruiz, quien, como de costumbre, no perdió el tiempo en denunciar al presidente en lugar de aquellos correligionarios suyos que cometen dichos actos de violencia.


WILFREDO AMR RUIZ, CLÉRIGO MUSULMÁN: Y este presidente no ha cesado, es la realidad, en su avance de esta política de dividir nuestra nación, ya sea presentando las minorías étnicas o raciales como que no son parte del todo de esta sociedad. 

La corresponsal Janet Rodríguez también cuestionó la autenticidad de los videos, cuando su contenido se verificó como una divulgación real (no ficticia) de eventos en los que están involucrados musulmanes.

Además de Ruiz, Rodríguez también citó a otras dos organizaciones musulmanas (CAIR y Muslim Advocates) que condenaron al presidente. Para complicar los asuntos aún más, uno de los simpatizantes de Trump que Rodríguez incluyó en su reportaje, además de la secretaria de prensa Sarah Sanders y la líder de Britain First, Jayda Fransen es alguien a quien Trump ha renegado (David Duke). La corresponsal procedió a tildar a Britain First como una organización “supremacista” o “Neo-Nazi”.

Con regularidad, Univision evita la precisión y pinta con una brocha gorda al impulsar la agenda liberal, como cuando sus presentadores y reporteros rutinariamente ignoran la diferencia entre inmigrantes autorizados y los que no lo son, y los agrupan a los dos como solo “inmigrantes”. Por lo que no sorprende que Rodríguez también describió la posición de Trump sobre la población musulmana en Estados Unidos con la misma brocha espesa, cuando señaló que parte de la retórica eleccionaria de Trump en 2016 “se enfocó en atacar a los musulmanes” sin especificar que la campaña negativa y acciones subsiguientes dirigidas a la población musulmana se enfocan específicamente en los miembros de esa religión que promueven, practican o justifican la violencia.

Vale la pena hacer referencia a un artículo del Washington Examiner, publicado el 15 de junio de 2016, donde se indica que el presidente Obama también “prohibió la entrada a los Estados Unidos de enormes grupos de inmigrantes potencialmente peligrosos por lo menos seis veces, minando su reclamo de que prohibir la entrada de musulmanes de países de terroristas, como propone Trump, es anti-americano”.

El mismo reportaje también nota que “en su primera prohibición, de acuerdo a una búsqueda de récords de la Casa Blanca, Obama instituyó una prohibición en “inmigrantes o no-inmigrantes” cubierta por una prohibición más abarcadora de las Naciones Unidas. La mayoría de los países eran musulmanes”. 

A continuación, la transcripción completa del reporte antes mencionado, tal como fue difundido en la edición del Noticiero Univisión del pasado 29 de noviembre de 20117: 

JORGE RAMOS, CONDUCTOR DE UNIVISION: Pasamos con una nueva polémica generada por el presidente Donald Trump a través de su medio social favorito: Twitter. El mandatario retwitteó videos que sugieren actos violentos cometidos presuntamente por musulmanes publicados por una controversial activista británica de extrema derecha. Trump se ha ganado fuertes críticas por esto, especialmente de defensores de los derechos civiles que lo acusan de alentar sentimientos anti musulmanes como lo hizo durante su campaña presidencial.

Janet Rodríguez nos explica.

JANET RODRIGUEZ, CORRESPONSAL DE UNIVISION EN WASHINGTON: El presidente no quiso explicar por qué compartió en redes sociales una serie de videos que les han generado fuertes críticas. A primera hora de la mañana el mandatario retwitteó a sus millones de seguidores tres videos con tintes anti musulmanes cuya autenticidad no ha sido confirmada. Las grabaciones muestran a supuestos musulmanes cometiendo actos de violencia. La difusora de los videos que compartió Trump es Jayda Fransen, líder de un grupo antiinmigrante de extrema derecha de Inglaterra, que enfrenta cargos de acoso religioso grabados en ese país. La primera ministra británica se pronunció diciendo que su país rechaza abrumadoramente la retórica prejuiciosa de la extrema derecha, es un error que el presidente haya hecho esto. 
Este activista musulmán coincide con la gobernante. 

WILFREDO AMR RUIZ, CLÉRIGO MUSULMÁN: Y este presidente no ha cesado, es la realidad, en su avance de esta política de dividir nuestra nación, ya sea presentando las minorías étnicas o raciales como que no son parte del todo de esta sociedad. 

Otros grupos defensores de los musulmanes pidieron que los líderes políticos y religiosos censuren las acciones de Trump y alertaron que al atacar a su comunidad otros también podrían seguir los pasos de Trump y a veces, dicen, con consecuencias fatales. Pero la secretaria de prensa de la Casa Blanca, defendió a su jefe diciendo que más allá de las dudas sobre la autenticidad del vídeo, hay una amenaza real y ese es el enfoque del mandatario.

Quien también defendió a Trump fue el supremacista David Duke y la propia Jayda Fransen, quien agradeció al presidente por retuittear los videos que subió a las redes.

Parte de la retórica de Trump durante su campaña presidencial, se enfocó en atacar a los musulmanes y desde que llegó al poder ha tratado de imponer una prohibición de viaje a ciudadanos a países de mayoría musulmana. Algunos republicanos en el Congreso catalogaron la acción del presidente como altamente inapropiada. Esta no es la primera vez que el mandatario comparte material controversial y de fuentes supremacistas y neonazis. En Washington, Janet Rodríguez, Univisión.  


Please support MRC Latino today! (a 501c3 non-profit production of the Media Research Center)

DONATE
MRC Latino Islam Univision Jorge Ramos
Kathleen Krumhansl's picture